Los vinos tintos son para el verano

consejos para maridar

Y para la primavera, el otoño e invierno. Realmente, los vinos son para cualquier momento, época del año, estado de ánimo… Y sin duda, no hay unos vinos específicos para cada estación.

En ocasiones se sentencia que los vinos blancos, rosados o espumosos son más para el verano y los tintos, no tanto. Pero nos alegra decirte que eso no es así.

Simplemente, no hagas caso al dicho popular “tómalo a temperatura ambiente” porque si estás a 40 grados a la sombra, ni el tinto ni ningún vino que no se sirva a los grados adecuados será lo más ideal de beber en la época estival.

Por lo tanto, ¿qué te parece si te sugerimos algunos maridajes con los vinos de Bodegas Virtus para tus vacaciones o días veraniegos?

Lo primero de todo, y como siempre te indicamos, atrévete a combinar platos y sabores con el vino. No obstante, existen una serie de pautas para lograr armonías exitosas, por contraste o afinidad. Si logras tener claros algunas ideas y conceptos, tú mismo te aventurarás a maridar con total libertad y propiedad, sin que la comida tape los sabores y aromas del vino, o viceversa.

Los vinos son para el verano

 Algunos consejos para maridar

Muy en general, al hablar de vinos en términos de gusto, nos referimos a los matices que se perciben en boca y nariz, pero también a si tienen más o menos grado alcohólico, taninos, acidez, si son secos o dulces…

En nuestro blog ya te explicamos algunas reglas de maridaje de Robert J. Harrington que se deben cumplir para que la armonía sea perfecta, como que el nivel de acidez de la comida debe ser menor o igual al nivel de acidez del vino. O que el sabor salado hace que el vino sea más afrutado y suaviza los taninos de los tintos, por ejemplo.

Repasando esas indicaciones, veamos con qué puedes maridar nuestros vinos de Bodegas Virtus: El Sueco Tinto, El Sueco Albillo Mayor y Virtus Gran Reserva.

¿Blancos con carne? Sí, por favor.

 ¿Con qué maridar los vinos de Bodegas Virtus?

GRAN RESERVA

EL SUECO

ALBILLO MAYOR

EL SUECO

Este verano, a la hora de armonizar, puedes tener en cuenta también dónde te vas de vacaciones: uno, por el clima y temperatura del lugar, y dos, por su gastronomía, que te puede ayudar a elegir mejor. Y haz el ejercicio de no pensar siempre en tintos con carne y blancos con pescado.

Los arroces son uno de los imprescindibles del verano, las cremas o sopas frías, como gazpachos y salmorejos, las barbacoas con carnes, verduras o mariscos o las ensaladas. Sin olvidar los picoteos de toda la vida y nuestro tradicional tapeo que no falta en ninguna época del año.

El Sueco Tinto, podrías acompañarlo de un risotto de gambas o de salmón o bacalao. Así cumpliríamos la regla de que el cuerpo total del vino sea igual al cuerpo total del alimento. Pero también aguanta bien la carnosidad de un arroz caldoso con bogavante.

Y ¿por qué no? Te puede acompañar desde el comienzo de la comida o cena, si optas por un gazpacho. Piensa que la acidez del tomate, compensa con los taninos finos y dulces de este vino. Y si es de fresas o cerezas, también acompañará bien a la fruta roja y las especias características de El Sueco tempranillo.

 

El Sueco Albillo Mayor es ideal también para los risottos por la untuosidad de ambos, para un arroz más ligero, con pollo por ejemplo, o un salmorejo de remolacha o una vichyssoise, debido a su cremosidad.

Puedes llevarlo a una barbacoa, porque se aprecian delicadas notas ahumadas en este vino. Y para que le saques el mejor partido, especia bien las carnes y la parrillada de verduras, por sus aromas a hinojo y monte bajo.

A Virtus Gran Reserva también le podrías invitar a este plan, pero reserva para él las carnes más potentes y menos hechas, simplemente en su punto de sal. Y llévalo hasta el postre, donde un helado cacao, del más puro posible, con picotas o moras, sacará lo mejor de él.

 Un paso más allá: vino en los cócteles

Son otra alternativa al consumo puro y duro de vino. Cada vez se usan más en el arte de la coctelería. Quizás se asocie al uso de vinos de mala calidad, pero nada más lejos de la realidad. También es una manera de seguir tomando vino sin tener que pasar a los destilados.

Por ejemplo, a El Sueco tinto, podrías añadirle frutas rojas, un palito de regaliz y hielo.

Es cuestión de hacerlo con criterio, aunque el mejor consejo es que nuestros vinos te acompañen en los grandes momentos de este verano y que los armonices lo mejor posible para disfrutar al máximo.

maridar los vinos de Bodegas Virtus
× ¡Hola!