¡Más madera! De roble español, castaño… Tipos de madera

Tipos de madera para vinos

En el mundo del vino existe un “bipartidismo” entre roble francés y americano. Pero existen más tipos de madera que iremos viendo. Habitualmente se alterna su uso, según el perfil de vino que se desea conseguir.

Porque sí, las elecciones a la hora de elaborar el vino van marcando el perfil del mismo. Una vez decidido que va a pasar por madera, ahora hay que pensar de qué capacidad, de qué bosque proviene, el tipo de tostado, si está usado o no… 

Aquí se cumpliría el dicho de “dichosa la rama que al tronco sale”, porque lo que se escoja, tendrá una incidencia u otra el vino final.

Pero ¿dónde puede afinarse el vino además de en las barricas habituales? Existe también tipos de maderas que son los fudres, toneles, tinos, barriles o botas, cubas, tinas… Son diferentes según la forma y sus dimensiones que se miden por litros.

Sin embargo, cada vez más se empiezan a usar otros tipos de madera de diferentes procedencias geográficas y de especies de árbol. No solo del roble francés y americano vive el vino.

De hecho, históricamente en España antiguamente lo más habitual eran los grandes barriles de madera de castaño y o de roble español, de lo que cada vez hay menos.

que aporta al vino cada tipos de madera

Dime de qué barrica sales y te diré qué vino eres

Además del roble americano y francés, se utiliza: el roble austriaco, el húngaro, la acacia, el cerezo o, incluso, el pino. 

¿Qué aportan cada tipos de madera a los vinos?

Roble español: no se escucha hablar mucho de él porque escasea y su coste es más elevado, pero el Quercus falcata existe. Para que te hagas una idea, su madera es de tal calidad que, navíos, fragatas y galeones para la Armada Invencible de Felipe II se construyeron con roble español. Y al vino le aporta aromas a especias, torrefacto, caramelo, humo… pero sutiles y elegantes. 

Roble húngaro: se asemeja al roble francés, pero menos intenso y conserva aún más las notas frutales y florales de la variedad y es más económico. Ayuda a pulir las sensaciones de amargor y/o astringencia. Se recomienda en vinos blancos y muchos de los bosques de roble en Hungría se encuentran en Tokaj, región conocida por los vinos del mismo nombre. 

Acacia: se usa en barricas sin tostar o de tostado medio. Se usan sobre todo para vinos blancos. Es elegancia, y mantiene la frescura y le aporta las nota de la propia flor de acacia y especiados.

¿Barrica de roble americano o francés?

Cerezo: es quizás la madera que aún se encuentra en pruebas. Lo que se sabe de ella es que aporta matices de frutos rojos y tostados que pueden convertirla en una opción interesante para algunos tintos. 

Pino: se emplea en vinos tintos de DO La Palma y les aporta aromas del propio árbol. De hecho, son conocidos los Vinos de Tea, una especie local de la isla canaria, especiados, extremadamente balsámicos y aparentemente envejecidos. 

Castaño: probablemente sea el que menos interfiera en el vino. Su acción es silenciosa, es decir, mantiene las propiedades de la variedad sin aportarle ningún aroma. Su labor es que el vino se redondee sin prisas y que él solo vaya mostrando sus matices y complejidad. Es bastante porosa que el roble, por lo que la oxidación se produce rápido, así que es preferible usarlo en vinos blancos de crianza corta o para los rancios. 

La crianza en barricas, qué es y para qué sirve

Factores de cada tipos de madera

Uno de los factores que interfiere en su uso es el precio, nadie lo niega. Y este viene marcado también por la cantidad de árboles que existen. Del roble español no hay mucho, como apuntábamos, y la acacia y el castaño y crecen muy rápido: se pueden talar y trabajar con la mitad de años que un roble. 

El saber secado de la madera, el saber hacer del tonelero y el arte del tostado son otros de los factores fundamentales que inciden en la obtención de barricas de gran calidad.

En el caso de Virtus, creemos que las barricas de roble francés son las más apropiadas para el afinamiento de nuestros vinos y por eso trabajamos codo con codo con las tonelerías para escoger las mejores barricas. Cada año, incorporamos alguna nueva con el objetivo de probar y comprobar cuáles son los aportes al vino. La máxima de nuestro enólogo es que siempre deben respetar la fruta.

Y podríamos hablar también del roble búlgaro y el rumano. Hasta los japoneses optan por su roble para sus whiskies; y no olvidemos que ya elaboran vino. Todo se andará (y beberá).

GRAN RESERVA

EL SUECO

ALBILLO MAYOR

EL SUECO

En este artículo hemos visto los tipos de madera y los factores que influyen para su uso y lograr una calidad óptima.

× ¡Hola!